las plantas ornamentales

welcome

Bienvenidos a mi blog sobre las plantas ornamentales, aquí conocerás sobre las diferentes plantas y algunas características de la misma; y como ellas nos dan vida y nos transmiten paz y tranquilidad a nuestros ambientes.

Las plantas ornamentales


Una planta ornamental es aquella que se cultiva y se comercializa con la finalidad principal de mostrar su belleza. Hay numerosas plantas que tienen un doble uso, alimentario y ornamental como el olivo o el naranjo. En agricultura las plantas ornamentales normalmente se cultivan al aire libre en viveros o con una protección ligera bajo plásticos o en un invernadero con calefacción ó temperatura controlada. Las plantas ornamentales vivas son aquellas que se venden con o sin maceta pero que están preparadas para ser trasplantadas o simplemente transportadas al lugar de destino. La importancia de las plantas ornamentales se ha incrementado con el desarrollo económico de la sociedad y el incremento de las áreas ajardinadas en las ciudades, y con el uso de plantas de exterior e interior por los particulares. Actualmente hay más de 3.000 plantas que se consideran de uso ornamental.

Características botánicas
Flores vistosas, como en el caso de las Orquídeas
Porte llamativo, como en el caso del ciprés
Facilidad para hacer setos, como el boj
Hojas o brácteas llamativas, como la Bougainvillea
Aceites volátiles de aroma agradable, como el romero, o el jazmín o el cactus. En general, suelen carecer de espinas u otras estructuras punzantes o urticantes, salvo excepciones como la rosa. Se da una tendencia a emplear flores de gran tamaño, como es el caso del Hibiscus, y generalmente se potencia el empleo de especies exóticas: por ejemplo, en España es típico el empleo de Araucaria, Principales tipos de plantas ornamentales.
Árboles: coníferas como el cedro, el pino, entre otros. Angiospermas de hoja persistente como la encina o caducifolias como el tilo. Helechos arborescentes como Dicksonia. El ancestral Ginkgo.
Arbustos: Cotoneaster, Laurel cerezo, entre otros.
Trepadoras: hiedra, Passionaria, helecho trepador japonés, entre otras.
Acuáticas y palustres: nenúfares, entre los que se encuentran el loto y el irupé. El helecho acuático Ceratopteris. Las lentejas de agua.
Palmeras: todas las de la familia Palmaceae, como Phoenix, Washingtonia, Trachycarpus, entre otros.
Cícadas: Cycas revoluta
Plantas bulbosas : narciso, jacinto, gladiolo entre otros.
Tuberosas: dalia.
Crasas: todos los cactus y muchas más, como algunas Euphorbias.
Helechos: asplenio, Angiopteris, Osmunda, entre otros.
Herbáceas: Petunia, Impatiens, Albahaca entre otros.
Céspedes: muchas especies de pastos poáceos.
Bambúes: Bambusoideae. Por ejemplo, bambú del Japón.
Plantas de interior: Ficus, Dieffenbachia Croton, entre otros.
Epífitas: como el clavel del aire.

La importancia de las plantas ornamentales se ha incrementado con el desarrollo económico de la sociedad y el incremento.

El uso de árboles para dar sombra al hogar puede reducir la temperatura en el desván de una casa hasta en 40º Fahrenheit en el verano. Los árboles, arbustos y otras plantas ornamentales pueden también ayudar a ahorrar electricidad, mejorar la calidad del aire, dar privacidad, evitar el deslave de la tierra y proteger la calidad del agua, además de servir de hogar a pájaros y otras criaturas silvestres y brindar sombra y protección del viento durante nuestras actividades al aire libre.

“La jardinería ornamental también aumenta la plusvalía de la vivienda,” “Con planeación y mantenimiento, sus árboles y plantas ornamentales tendrán un aspecto más atractivo y brindarán el máximo de beneficios.”

Se puede decir que las plantas “limpian” el aire. Un árbol puede absorber cada año 26 libras de dióxido de carbono, cantidad que emite un auto a la atmósfera en 11,000 millas. Al igual que los arbustos y el césped, las plantas ornamentales pueden absorber del aire el humo, polvo y otros contaminantes. Los expertos han encontrado que 1 acre de árboles puede limpiar del aire 13 toneladas de gases y partículas cada año.

La jardinería ornamental puede también usarse para aumentar la privacidad de una casa que se encuentra en una calle muy transitada. Al amortiguar el ruido y reducir en la noche el resplandor de las luces de los autos que pasan, se disfruta de mayor tranquilidad en el hogar.

Las plantas ornamentales ayudan también a reducir la erosión. Una capa gruesa de plantas de cobertura y pajote ayudan a evitar el deslave de la capa superficial del suelo, reduciéndose así la cantidad de sedimento que llega a los caminos, drenaje, ríos y lagos. Esto ayuda a mitigar las inundaciones, deslaves de colinas y tormentas de polvo.

Algunos tipos de plantas como: Cyrtanthus que es un género de plantas herbáceas, perennes y bulbosas de atractivas flores. Este género de plantas ornamentales es el más grande del mundo

Además se pueden mencionar la diversidad de tipos de rosas.

Los rosales (Rosas: son un conocido género de arbustos espinosos y floridos representantes principales de la familia de las rosáceas. Coloquialmente, las denominaciones "rosal" (planta), "rosa" (flor) y "escaramujo" (fruto) se usan indistintamente como nombres vulgares para Rosa.

Hay alrededor de 100 especies de rosales silvestres, originarios de zonas templadas del Hemisferio Norte. La mayoría de las especies de Rosa son cultivadas como ornamentales por su conspicua flor: la rosa; pero también para la extracción de aceite esencial (perfumería y cosmética), usos medicinales (fitoterapia) y gastronómicos.
Actualmente, y con distribución mundial, existen una enorme variedad de cultivares de rosas (más de 30.000) a partir de diversas hibridaciones, y cada año aparecen nuevos cultivares. Las especies progenitoras mayormente implicadas en los cultivares son: R. moschata, R. gallica, R. damascena, R. wichuraiana, R. californica y R. rugosa. Los cultivadores de rosas del siglo XX favorecieron el tamaño y el color, produciendo las flores grandes y atractivas, con poco o ningún aroma. Muchas rosas silvestres y "pasadas de moda", por el contrario, tienen un olor dulce y fuerte.

Las rosas están entre las flores más comunes vendidas por los floristas, así como uno de los arbustos más populares del jardín, incluso jardines específicos rosaledas, compuestos solamente con sus ejemplares. Las rosas son de gran importancia económica tanto como cosecha para el uso de los floristas como para la elaboración de perfumes.
Otras plantas que se pueden mencionar son: Las Proteáceas (Proteaceae) son una familia de Angiospermas del orden Proteales. Consta de 80 géneros y unas 1700 especies, que se distribuyen por el hemisferio sur, ocupando áreas de origen gondwánico y sus fragmentos. La mayor concentración de diversidad de táxones se encuentra en Australia y África del Sur.

Descripción
Árboles, raramente de más de 40 m de altura, usualmente de tamaño medio o pequeño, o arbustos perennifolios, a veces facultativamente caducifolios (Embothrium coccineum), raramente acaulescentes, frecuentemente con la porción caulinar del cuello engrosada (lignotúber). Indumento de pelos tricelulares, a veces glandulares, raramente ausente, la célula apical usualmente alargada, aguda, a veces igual o desigualmente bífida.

• Hojas raramente aromáticas, usualmente alternas y en espiral, raramente opuestas o verticiladas, coriáceas, rara vez carnosas o espinescentes, simples o compuestas (imparipinnadas, imparibipinnadas o raramente palmeadas, o digitadas con segmentos pinnatisectos), de margen entero a (3-)pinnatisecto (dando un aspecto de helecho), raramente dividido dicotómicamente, frecuentemente remotamente dentado, crenado o aserrado, sentadas o pecioladas, el pecíolo frecuentemente con la base hinchada pero rara vez envainante (a veces en Synaphea), sin estípulas, nerviación pinnada, a veces palmeada o paralela, broquidódroma, o reducida a un único nervio, prominente, vernación normalmente conduplicada; frecuentemente presentan anisofilia entre los diferentes periodos de crecimiento; limbo dorsiventral, isobilateral o centrado, mesofilo usualmente con idioblastos esclerenquimatosos, cavidades secretoras raras. Estomas braquiparacíticos (laterocíticos en Bellendena).

• Tallos con radios de dos tipos, anchos y multiseriados, y pequeños y uniseriados, floema estratificado o no, nodos trilacunares con 3 rastros foliares (raramente unilacunares con un rastro), esclereidas frecuentes, corteza con lenticelas frecuentemente alargadas en horizontal, felógeno presente, usualmente superficial. Raíces laterales cortas, frecuentemente agrupadas en manojos (raíces proteoides) con pelos radicales muy densos, raramente con micorriza.
• Plantas usualmente hermafroditas, más raramente monoicas, dioicas o andromonoicas.
• Inflorescencias muy variables, simples o compuestas, axilares o terminales, flores laterales solitarias o en pares, raramente con flor terminal, racemiformes, paniculadas o condensadas, usualmente con brácteas, a veces convertidas en hojas o escuamiformes, formando una especie de piña, o con colores vistosos, formando un involucro o pseudanto, los pedúnculos y pedicelos a veces contractos, compactados con el raquis, en algunos casos las inflorescencias congestas formando superinflorescencias (algunos Alloxylon); muy raramente las flores solitarias y axilares, hacia el extremo de las ramas; en especies con lignotuber, a veces las flores nacen en él y se abren paso a través del terreno (geófitas).
• Flores usualmente perfectas, actinomorfas o zigomorfas, hipóginas, frecuentemente grandes y vistosas. Receptáculo plano u oblicuo, formando a veces un ginóforo.

• Frutos dehiscente o indehiscente, en aquenio o núcula, folículo, drupa (con endocarpo lignificado) o falsamente drupáceo (con mesocarpo interno lignificado), a veces similar a una cariópside por soldadura de la pared del ovario y la testa, frecuentemente lignificados y serotinos; a veces los frutos de la misma inflorescencia se sueldan formando un sincarpo.
• Semillas muchas, a veces aladas, aplanadas a globulares, con endospermo ausente, presente en Bellendina, endotesta con una peculiar capa conteniendo cristales de oxalato cálcico que raramente está ausente, embrión bien diferenciado, recto, dicotiledóneo, pero frecuentemente con 3 o más (hasta 9) cotiledones grandes, frecuentemente auriculados.
• Polen en mónadas, triangular en vista polar, aperturado, usualmente isopolar y triporado, biporado en Embothrium y la tribu Banksieae, colpoidado en Beauprea, esférico en Aulax y Franklandia o fuertemente anisopolar en algunas especies de Persoonia; las tétradas previas presentan las aperturas siguiendo la regla de Garside.
• Número cromosómico: n = 5, 7, 10-14, 26, 28; tamaños desde muy pequeños (media de 1,0 μm) a muy grandes (media de 14,4 μm) según las especies; x = 7, 12.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada